< vista general

Sobre Nosotros

Benjamin García Saxe estableció su propia práctica en San José, Costa Rica en 2004, con el objetivo de explorar nuestra relación con el entorno natural a través de la arquitectura. Desde entonces, Studio Saxe se ha convertido en una práctica internacional galardonada compuesta por un equipo multidisciplinario, que crea edificios y espacios combinando la innovación tecnológica con técnicas artesanales para crear diseños verdaderamente sostenibles. Fundado en la creencia de que los edificios deben conectarse a su paisaje, ya sea un paraíso tropical o una jungla de concreto, Studio Saxe brinda una actitud global para resolver problemas locales. Las ideas y técnicas de todo el mundo se pueden aprovechar para beneficiar a las comunidades, tanto en el hogar como en el extranjero. Se exploran y desarrollan las tradiciones e identidades locales, asegurando un proceso mediante el cual aprendemos del pasado y construimos para el futuro. Los arquitectos y diseñadores dedicados de Studio Saxe descubren nuevas soluciones de diseño para cada proyecto, tratando cada edificio como una oportunidad para mejorar los métodos y enfoques, respondiendo a lugares específicos. Al trabajar junto a clientes y colaboradores, el estudio busca continuamente nuevas formas y funciones que desdibujen los límites entre los hábitats naturales y el espacio habitado.

Como Trabajamos

Con diversos clientes tanto en Europa como en América, Studio Saxe participa en proyectos en Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Chile, Reino Unido, España y Australia. Independientemente de la escala o el presupuesto, creemos en el poder del buen diseño para mejorar nuestra calidad de vida sin dejar de ser socialmente responsables y proteger el mundo natural. El diseño brinda la oportunidad de evaluar el mundo en el que vivimos y conectarse con las comunidades que nos rodean. Al comprender las necesidades íntimas de nuestros clientes, podemos crear una expresión arquitectónica honesta que pone la simplicidad y la belleza en su núcleo. Este enfoque de sentido común se ha perdido con demasiada frecuencia en la arquitectura del siglo XXI, ya que muchos diseñadores buscan soluciones demasiado complejas para problemas humanos básicos. Se deben utilizar formas simples, materiales modestos y artesanías tradicionales para volver a conectar a las personas con su entorno. Vemos al arquitecto como un escultor, constantemente evolucionando nuestro trabajo en torno a la función, los materiales y la luz para crear momentos de alegría. Los edificios deben ser eficientes y duraderos, pero también pueden ser lúdicos y receptivos.

Tecnología y Medio Ambiente

Studio Saxe ha desarrollado una reputación de diseño inteligente que utiliza la tecnología para informar el proceso, pero no es un esclavo de él. Adoptamos un enfoque muy práctico de la arquitectura bioclimática que utiliza modelos informáticos y análisis científicos para crear edificios eficientes antes de que se construyan. La sostenibilidad impregna todo lo que hacemos y no es algo que “agregues” a un proyecto en las etapas posteriores, sino que es una parte intrínseca de una metodología de diseño integral. La producción y el consumo de energía se consideran desde las primeras etapas del proceso de diseño y ayudan a determinar la duración de la vida y el impacto de un edificio. Nuestro objetivo es producir desarrollos neutros en carbono que sean rentables y ambientalmente responsables.

 

Comunidad y Responsabilidad Social

Entendemos que la arquitectura se ubica dentro del contexto más amplio de la comunidad y, por lo tanto, debe respetar, promover y mejorar las actividades sociales y culturales que ya existen en un lugar determinado. El espacio público y la interacción humana son componentes vitales que pueden comenzar a promover una saludable combinación de ideas y bienestar. Sentimos que como individuos tenemos el deber de retribuir a nuestra comunidad a través de donaciones caritativas y, a veces, con nuestro propio tiempo y trabajo. Hemos participado activamente para ayudar a las organizaciones sin fines de lucro a realizar un trabajo que consideramos importante y necesario. Comprometemos el 10% de nuestras ganancias a donaciones de caridad que se enfocan principalmente en las comunidades y países en los que trabajamos.