Un Bosque para una Admiradora de la Luna

Descripción

Mi madre y yo nunca tuvimos un lugar al que pudiéramos llamar hogar. Nos encontramos en la calle, siempre soñando con un lugar en el que pudiéramos estar juntos. Ella se quedó en la ciudad para encontrar consuelo con mi cercanía. Nunca dejé de soñar con un lugar donde pudiera encontrar la felicidad. Desgarrada por la ciudad, se mudó al bosque en busca de un hogar. Ella ha encontrado la luna y el sol y la deslumbran todos los días. Ella ha encontrado belleza en su propio ciclo de vida y su presencia en este mundo. Ella ya no necesita a otros para comparar y medir su felicidad. Mi madre comenzó a construir el lugar con pedazos de madera y bolsas de plástico. Ella colocó su cama en una esquina donde podía tener una vista directa de la luna mientras se iba a dormir. Ella me dijo que mirar la luna le recuerda a mi. Tal vez por el recuerdo que tiene de la ciudad, teme que alguien vaya a perturbar su soledad. Ella me ha pedido que complete su sueño de vivir a salvo en el bosque, pero sé que ella cree que esta es una manera para que siempre estemos juntos.

Concepto

Inspirado por su rutina le he dado a mi madre un bosque interno de bambú. Por la noche, la superficie con forma de cono de su nuevo hogar se abre a la luna y le recuerda que soy yo quien la sostiene en el espacio mientras ella se va tranquilamente a dormir.

 

Diseño

La casa fue creada a partir de dos módulos de vivienda tipo cono que son idénticos. Estos son luego replicables, lo que les permite crecer y multiplicarse para crear una matriz de configuraciones que podría adaptarse a muchos sitios y muchos propósitos.

Construcción

Esta casa fue creada a tiempo y en módulos. El primer módulo albergó todas las necesidades de la casa y fue creado con una base de concreto donde un marco de acero de calibre liviano crearía un cono para sostener una pantalla de bambú con puertas de bambú. El segundo módulo se agregó para crear un jardín interno entre ambos y como una forma de probar las posibilidades de expansión del concepto. En total, 5,000 piezas de 15cm de bambú se cortaron manualmente y se colocaron para crear lo que se ha considerado una forma hermosa de repensar el bambú como material para la creación de espacios.

 

Project Data

Ubicación
Avellanas, Guanacaste, Costa Rica
Área
100 m2
Cliente
Helen Saxe
Fecha de Proyecto
2010

Project Team

Director de Diseño
Benjamin Garcia Saxe
Equipo de Proyecto
Benjamin Garcia Saxe
Constructora
Benjamin Garcia Saxe, Rex Garcia Saxe, Constructora Brenes
Fotografía
Andres Garcia Lachner

Publications

2010
2010
2010

Awards

2010
“World´s Best Private House” at the World Architecture Festival 2010
Descargar Comunicado de Prensa